Existen muchos mitos sobre Ibiza, pero cualquiera que haya vivido aquí sabe que no todo lo que se dice sobre la maravillosa isla de Ibiza es verdad. Si has pasado en la isla blanca más tiempo, no unas simples vacaciones, las 40 cosas que te vamos a contar te resultarán familiares.

1.  No puedes imaginarte una comida en un restaurante de Ibiza que no incluya pan payés, aceitunas y salsa alioli. ¡Y eso que te acabas de sentar y hablamos únicamente de entrantes!

2.  Los domingos en Ibiza no van de capítulo tras capítulo de tu serie favorita en Netflix, sino más bien de comidas familiares que incluyen delicias caseras y se alargan hasta la hora de la merienda, ¡más comida para tí!

3.  Te molesta que Ibiza sólo se muestre en las noticias o en las películas como la isla llena de turistas ingleses y alemanes en búsqueda de diversión, cuando es así durante sólo unos meses... ¡e Ibiza tiene tanto por ofrecer!

4.  Siempre que conoces a alguien nuevo y le dices que eres de Ibiza te hacen la misma pregunta: "¿Entonces, todo el día y la noche de fiesta, verdad? ¡Cómo tiene que molar eso!... Claro, porque en Ibiza no nos hace falta trabajar para tener dinero, ¿quién lo necesita cuando tiene las discotecas al lado de casa?..."

5.  Pero lo peor es cuanto te encuentras con gente que se piensa que lo sabe todo sobre Ibiza sólo porque estuvo ahí de vacaciones. Una semana. Hace unos 10 años.

6.  Te gusta presumir de lo fácil que es moverse en Ibiza, pero en cuanto te vayas de viaje sin coche te das cuenta de que, en realidad, siempre lo necesitas... incluso en Ibiza.

7.  No dudas de que los ibicencos tenemos una extraña apreciación de las temperaturas, ya que en primavera nos hace gracia ver a los turistas en shorts y bikinis, cuando nosotros seguimos llevando los abrigos y los gorros.

8.  Independientemente del día, la ocasión y el restaurante, siempre vas a pedir como postre un buen trozo de flaó. Porque sí, Ibiza es la isla perfecta para foodies.

9.  Tú sí que sabes, ¡Ibicenco se nace, no se hace! Si no naciste en Ibiza, no puedes llamarte ibicenco, sólo los que nacieron en la Isla Blanca tienen el privilegio de hacerlo.

10.  Y te pasa tantas veces tener que justificar lo de antes que te encuentras muy a menudo lanzado en un discurso digno de la Junta de Turismo de España.

11.  A pesar de que a menudo te quejas de lo pequeña que es la isla de Ibiza, en realidad te encanta el hecho de conocer a todo el personal de tu discoteca favorita y no tener que parag para entrar a cualquier sitio o no tener que reservar. ¡Es fácil que la gente te conozca cuando vives en Ibiza!

12.  Dalt Vila es un sitio que intentas evitar en la medida de lo posible, ya que hay demasiados turistas que van muy lentos intentando capturar la foto perfecta de los rincones mágicos de Ibiza. 

13.  Nunca te cansas de escuchar: "Guau, eres de Ibiza, ¿eso está cerca de Madrid, verdad?" Claro que sí, cómo no.

14.  En verano, siempre estás deseando que llegue el invierno, con sus días menos calurosos, temperaturas más bajas y la brisa fresquita. Pero el mismo instante que las temperaturas empiezan a bajar y eres consciente de que el invierno se está acercando, empiezas a contar desesperadamente cuántos días quedas hasta que el verano y el calor estén de vuelta. ¡Verdad verdadera!

15.  No puedes dejar de sentirte un poco raro por el hecho de que tus amigos rechazan tu invitación de pasar contigo en Ibiza la Navidad, la Semana Santa y, básicamente, cualquier día en otoño/ invierno/ primavera, pero en verano... ¡nunca, el verano es la época ideal para viajar a Ibiza! (o no, si estás en búsqueda de unas vacaciones tranquilas en Ibiza, el mes ideal para hacerlo es octubre).

16.  Te hace gracia ver a un montón de turistas llegando a Ibiza con su combinación calcetines + sandalias y yéndose de la isla con la marca de las camisetas y de las gafas de sol en la piel.

17.  Juzgas a los turistas por tomar miles de fotos de las maravillosas playas y calas de Ibiza, ¡pero tú haces lo mismo cuando te vas de vacaciones!

18.  Te fastidia que la gente te pregunte donde vives el resto del año, cuando los turistas se van de Ibiza, como si la isla se quedase vacía después del verano.

19.  Llevas demasiado tiempo posponiendo el ir a la playa de las Salinas.

20.  Presumes de vivir al lado de las mejores discotecas de Ibiza pero te has pasado todo el verano viajando del supermercado a la playa más cercana de casa y vuelta. 

21.  Sabes que Ibiza es una isla pequeña, pero no te das cuenta de ello hasta que pasas bastante tiempo fuera.

22.  Te sientes un poco culpable al darte cuenta de que los turistas vienen de todos los sitios del mundo para visitar la isla de Ibiza, a ti te da pereza incluso ir a la playa.

23.  La mayoría de tus amigos se llaman Toni, María o Juan. Porque sí, estos son nombres muy comunes en Ibiza. 

24.  Te pasó más de una vez estar un sábado a las 3 am en la zona de las discotecas de San Antonio, pensando en que tu vida se acaba ahí... pero, una vez pasada la resaca, te has dado cuenta de que valío la pena.

25.  Has ido a Formentera sólo para darte cuenta de lo mucho que te gusta vivir en Ibiza.

26.  Conoces de sobra la sensación de haber quedado con unos colegas para tomar unas cañas y unas tapas un sábado por la tarde... y que, de repente, sean las 12 de la noche. ¡Que el tiempo se pasa muy rápido en buena compañía, y más aún cuando estás en la isla más bonita del mundo.

27.  Aunque hayas tomado tantas veces el ferry a Formentera, sigues sin acostumbrarte a la idea de que esa embarcación tan antigua puede llevar en seguridad a toda esa gente todos los días.

28.  Aunque todo el mundo piense que en Ibiza se habla español... tú sí que sabes que el dialecto derivado en Ibiza es el ibicenco.

29.  Has escuchado demasiadas veces "si eres de Ibiza te tienes que gastar una pasta en crema solar". No.

30.  Tu coche en verano... no, mejor no hablemos de ellos, como no llueve en meses...

31.  Pero sí que llueve en Ibiza también... y suele pasar justo cuando acabas de regar el jardín.

32.  Has leído mucho sobre los mejores sitios para hacer senderismo en Ibiza... pero tu sofá te atrae demasiado como para acabar haciéndolo de verdad.

33.  Has tomado demasiado helado en Los Valencianos por lo menos una vez en tu vida.

34.  Has ido a los dos aquaparks que hay en Ibiza, lo pasaste genial y no te da vergüenza reconocerlo.

35.  No te gusta que la gente diga que Ibiza no es un sitio para la gente a la que le gusta la cultura. ¡Y qué saben ellos!

36.  Organizar las vacaciones es, desde luego, mucho más fácil cuando vives en el paraíso.

37.  No te gusta ir a hacer la compra en la época alta, cuando hay muchos turistas en Ibiza. O conducir. O ir a la playa... o, básicamente hacer cualquier cosa que implique salir de casa y encontrarte con la gente.

38.  Sí, Ibiza es parte de España, ¿cuántas veces lo habrás tenido que decir?

39.  Independientemente de si hablas o no ibicenco, desde luego saber decir "Adéu Mateu".

40.  Y, aunque te guste bromear sobre Ibiza... ¡no vivirás en otro sitio del munco, porque es el mejor sitio que hay!