Al pensar en los paisajes de Ibiza, seguramente se nos vengan a la cabeza imágenes de playas de arena dorada, calas de agua cristalina, pueblos de casas blancas… Pero más allá de todo esto, la isla cuenta con un gran entorno natural que, sin lugar a dudas, merece la pena visitar. Actividades como el senderismo o los paseos en bicicleta nos llevarán a conocer los paisajes naturales más bonitos de la isla blanca. ¿No los conoces? En este post te contamos los 7 lugares de Ibiza que te dejarán sin aliento.

Aunque es un paraíso para los amantes del sol, la playa y las pistas de baile, cabe destacar que en la isla se pueden hacer otras muchas actividades aptas para toda la familia. Descubrir los paisajes de Ibiza es uno de los planes imprescindibles en tu próxima visita. Así que, prepara tus deportivas, porque nos vamos de excursión.

1. Reserva Natural Es Vedra

Situado al sudoeste de la isla en el municipio de Sant Josep de sa Talaia, se encuentra uno de los lugares más icónicos de Ibiza, la Reserva Natural Es Vedra. Este entorno está compuesto por islotes, acantilados, bosques y macizos montañosos gracias a los que se puede disfrutar de uno de los atardeceres más especiales de toda la isla. Visitar es Vedra es uno de los planes más completos: podrás hacer de todo, desde bañarte en aguas cristalinas hasta pasear por campos de almendros, trigo, romero o lavanda para deleitar a tus cinco sentidos.

A pesar de que no se puede acceder a los islotes de Es Vedra de Ibiza, hay varios miradores desde los que disfrutar de las impresionantes vistas que ofrece esta reserva natural, como el mirador Es Cubells, la Torre des Savinar o incluso la propia playa de Cala d’Hort. Reserva una de las tardes de tus vacaciones en Ibiza para admirar la belleza de esta paisaje natural.

2. Sa Talaia

Sa Talaia es el punto más alto de Ibiza -cuenta con 475 metros-, situado también en el municipio de Sant Josep. La excursión a la cima, que es muy sencilla, permite disfrutar de la vista panorámica de Ibiza, desde la que también se ve Formentera, y en los días más despejados, incluso la costa valenciana.

El camino que lleva hasta Sa Talaia sale del centro de Sant Josep y es prácticamente imposible perderte, ya que está perfectamente señalizado.

3. Parque Natural de Ses Salines

El Parque Natural de Ses Salines es un extenso territorio que ocupa más de 1.500 hectáreas de tierra y más de 13.000 de mar. En este entorno natural hay muchos paisajes diferentes: playas, acantilados, islotes y los famosos estanques de las salinas de Ibiza.

Uno de sus mayores atractivos es que el Parque Natural de Ses Salines es un lugar de descanso para las aves migratorias, entre las que destacan el halcón peregrino o el águila pescadora. Todo un espectáculo y uno de los mejores paisajes de Ibiza para los amantes de la naturaleza.

4. Cuevas de Can Marçà

Localizadas al norte de Ibiza, estas cuevas cuentan con más de 100.000 años de antigüedad. Las Cuevas de Can Marçà, que se encuentran ubicadas en el interior de un acantilado, son uno de los principales reclamos turísticos de la isla, y es que su historia es bastante curiosa: fueron descubiertas por un grupo de contrabandistas que las usaban para esconder sus mercancías.

A día de hoy, se puede disfrutar de las Cuevas de Can Marçà de una manera mucho más especial gracias al espectáculo de luces y sonido que, además, se ofrece en varios idiomas. La excursión dura aproximadamente 40 minutos y el precio es de 10,50 € para los adultos y de 6,50 € para los niños.

5. Faros de Ibiza

Una de las rutas más bonitas que se pueden realizar en Ibiza es la visita a los faros, ya que cada uno esconde una historia diferente. Aunque no todos son accesibles, aquellos que sí lo son cuentan con agradables senderos para llegar hasta ellos.

A pesar de que todos estos faros se han ido adaptando a sistemas de alumbrado modernos, siguen manteniendo su estructura original, y es por esto que aportan muchísima belleza a los paisajes de Ibiza. No dejes pasar la oportunidad de visitar los faros más bonitos de la isla, como por ejemplo, el Faro de Botafoc, el Faro de Punta Grossal o Faro De Na Bleda Plana.

6. Torres de defensa

Otra de las riquezas de los paisajes de Ibiza son las torres de defensa, construidas en la Edad Media para defender la isla de las embarcaciones atacantes, como lo eran los piratas o los turcos. Este sistema de defensa se extendió por todo el litoral, de manera que se pueden encontrar torres y muros por toda la costa de Ibiza.

Algunas de las torres más conocidas son la Torre Ses Portes, situada al sur, la Torre de Compte o la Torres d’en Lluc.

7. Cala Llentrisca

Para terminar con esta selección de paisajes de Ibiza, cabe destacar una de las calas menos conocidas y más aisladas: la Cala Llentrisca. Está situada en el sur de la isla, al final de la Bahía de Es Cubells y, normalmente, suelen frecuentarla los buceadores o los dueños de las casitas de pescadores junto a la orilla.

Esta preciosa cala de piedra se caracteriza por ser tranquila y solitaria; incluso en pleno agosto es posible bañarse solo. Para acceder a ella, hay que caminar por un sendero de unos 600 metros y es importante tener en cuenta que la Cala Llentrisca no cuenta con ningún tipo de servicio (de ahí su magia), por lo que es importante llevar agua y comida suficientes.

No te pierdas estos hermosos paisajes de Ibiza para conocer su verdadera esencia: naturaleza, paz y descanso. Como puedes ver, la isla ofrece todo lo que se puede pedir para unas vacaciones de ensueño. No esperes más y reserva ya tus próximas vacaciones en nuestra web