Si viajas a Ibiza es posible que estés buscando el calor del sol y las arenas finas de sus playas, sus encantadoras calas y la fiesta que abunda en la temporada veraniega. Sin embargo, si quieres descubrir la faceta más desconocida de la isla y una de sus "perlas", sin duda tienes que visitar Dalt Vila, el casco histórico de Ibiza, plagado de historia y encanto. El enclave amurallado del centro de la isla blanca te regalará sorpresas que seguramente no esperas.

Un enclave declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

El casco antiguo de Ibiza es conocido como Dalt Vila - la ciudad alta, traducido del ibicenco -. Queda enmarcada por una impresionantes murallas que fueron declaradas Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999. La ciudad es el centro de gobierno, comercial y cultural de la isla. Situada sotre un pequeño monte, el Puig de Vila, entre sus murallas de encuentran algunos de los edificios más importantes de la isla. Es posible ver la huella dejada por las diferentes civilizaciones que han pasado por la isla. 

Cinco vías de entrada al casco histórico de Ibiza

Existen cinco puertas de acceso a Dalt Vila, aunque la principal y de más bella factura es el Portal de ses Taules justo al lado del Mercat Vell o mercado viejo, aún activo a día de hoy. Una vez pasada esta puerta se encuentra el Patio de Armas, donde estuvo el primer mercadillo hippie de la isla, y tras este patio se encuentra la bonita Plaza de Vila con pequeñas tiendas y elegantes restaurantes, a partir de aquí se podrán elegir distintos recorridos. Los otros accesos son el Portal Nou, las dos puertas situadas en Es Soto una finaliza enla parte trasera de la catedral y la otra ante el Ayuntamiento.

Busca hoteles en Ibiza y deja Dalt Vila como última opción

Dalta Vila es una zona de acceso complicado y relativamente restringido al turista medio. El tráfico en coche o moto está muy limitado y sólo permitido a los vecinos de la zona. Esto hace que el casco urbano sea un punto muy solicitado, pero de disponibilidad reducida para el alojamiento. Te recomendamos que elijas otras opciones y te decantes por otros hoteles en Ibiza, para evitar quebraderos de cabeza. Siempre puedes realizar una visita turística a Dalt Vila sin tener que pernoctar allí. En el resto de la isla encontrarás alternativas de muchísima calidad, sin que resulte tan complicado encontrar una habitación. 

Algunos consejos si visitas el caso urbano de Ibiza

Si, como te recomendamos, decide hacer una visita turística a Dalt Vila a pie, es conveniente que tengas en cuenta un par de tips prácticos. El empedrado del casco urbano es hermosísimo y le da mucho carácter, aunque resulta algo resbaladizo y puede llegar a cansate, si tu paseo es largo. Es aconsejable que lleves calzado cómodo. Como te indicamos antes, el tráfico de vehículos está limitado, sobre todo en épocas de mucha afluencia de visitantes como el verano. Si vas a realizar una larga caminata cuando apriete un poco el calor te recomendamos que lleves líquidos suficientes para hidratarte y hagas paradas relativamente frecuentes.

Dalt Vila es una visita imprescindible en tu viaje a Ibiza, ¡sigue nuestros consejos y disfruta del casco antiguo por todo lo alto!