Si tienes pensado pasar unas vacaciones en Ibiza es conveniente que conozcas cuáles son las mejores para alojarse. Una isla relativamente pequeña como Ibiza puede llevar a engaño: las alternativas son muchas pero no es tan difícil como parece encontrar alojamiento baratopero de calidad. Hoy te queremos contar dónde alojarte en Ibiza para pasar las mejores vacaciones de tu vida y disfrutar al máximo de todo lo que la Isla Blanca tiene por ofrecer.

San Carlos de Peralta, uno de los mejores sitios que ver en Ibiza

San Carlos es un lugar en el que el tiempo parece haberse detenido, por lo que resulta un auténtico placer desplazarse hasta allí para alejarse de las bulliciosas calles repletas de gente de la Ibiza más masificada. Puedes visitar su iglesia, además de algunas tiendas y bares, en los que se pueden degustar licores tradicionales de hierbas ibicencas. A pesar de su reducido tamaño, su ubicación como lugar de paso para llegar a las hermosas playas y calas del noreste de la isla lo convierte en un lugar de paso para llegar a las hermosas playas y calas del noreste de la isla lo convierte en un lugar bastante frecuentado por los turistas de Ibiza. Te recomendamos especialmente la playa de Es Figueral, una playa de ambiente familiar para las mejores vacaciones en familia en Ibiza.

Es ahí donde encontrarás nuestros hoteles Invisa Hotel Cala Blanca  Invisa Hotel Cala Verde los dos hoteles de 3 estrellas ideales para unas vacaciones con niños en Ibiza, gracias a las instalaciones y a los servicios pensados para toda la familia.

El puerto deportivo y paseo marítimo de Santa Eulalia

Santa Eulalia es una población tranquila y familias, ideal para los que buscan un lugar en el que disfrutar de unas vacaciones relajadas en la playa. Es el lugar preferido de familias y parejas que quieran evadirse del ambiente nocturnos de la isla. Además de las bonitas playas y calas cercanas a Santa Eulalia, el publo cuenta con otros atractivos como su barrio antiguo de la ciudad, formado por numerosas casitas blancas en torno a la colina del Puig de Missa. Es aquí donde se encuentra uno de los hoteles mejor ubicados del grupo Invisa,  el Hotel Ereso, idóneo para ir con niños a Ibiza

Las mejores puestas de son en San Antonio

San Antonio es un destino famoso por las conocidas puestas de sol en el Café del Mar y como destino de fiesta para los jóvenes de todos los rincones  de Europa. Además de estos atardeceres de ensueño, también conviene darse una vuelta por su interminable paseo marítimo, sobre todo durante los meses de mayo, junio, septiembre y octubre. Si te gusta la vida nocturna, la Calle de Santa Agnes, lugar de reunión por excelencia de los peculiares visitantes ingleses que inundan la ciudad durante los meses estivales, es tu sitio. Eso sí, prepárate para las emociones fuertes.

Santa Gertrudis de Fruitera, sabor mediterráneo y bohemio

Desde hace algunos años, Santa Gertrudis se ha convertido en un enclave de parada obligada para todo viajero  que haga turismo por Ibiza y también para el público local. Este pequeño pueblo ha crecido de forma imparable y ahora mantiene un ambiente alegre y multicultural durante todo el año. Algunas de sus casas payesas más céntricas han diso reconvertidas en restaurantes y bares, con agradables terrazas y jardines que se llenan incluso en invierno, si el tiempo acompaña.

Santa Agnès de Corona, una cápsula del tiempo

Este pueblo diminuto y tranquilo se transforma en los soleados días de nero y febrero y en sus noches de luna llena en lugar de peregrinación. Muchos residentes de la isla acuden al Pla de Corona, la llanura que precede a la villa, a contemplar el espectáculo único de los almendros en flor. La misma costumbre siguen numerosos artistas, con el objetivo de inmortalizar en sus lienzos la magia del manto blanco, que brilla como la nieve.

Cualquiera de esas zonas tiene su encanto, por lo que lo único que tienes que hacer a la hora de elegir dónde ir a Ibiza es pensar en lo que más te apetece hacer. Aunque sería una pena que no aprovecharas tus vacaciones en Ibiza para ver toda la isla, ¡no te arrepentirás!