La isla de Ibiza tiene una riqueza de incalculable valor. Todo aquel que se tome el tiempo de descubrirla por completo queda indefectiblemente embriagado por su encanto. Este territorio fue un enclave importante, a nivel náutico, para los fenicios. Posteriormente fue conquistado por los musulmanes. Ya en 1235 se da la reconquista e Ibiza pasa a formar parte del recién fundado Reino de Mallorca, dentro de la corona de Aragón. La impresionante historia de este rincón mágico ha dejado huella en la cultura ibicenca.

A nivel cultural destaca el baile tradicional ibicenco, en el que hay influencias catalanas y árabes. Las modalidades más conocidas del ball pagès son sa llarga y sa curta. Se trata realmente, de un flirteo entre la mujer y el hombre. Mientras que las féminas dan círculos en torno a sus pretendientes, ellos exhiben sus habilidades mediante saltos y castañuelas. Sa llarga tiene un ritmo más vivo que sa curta, pero las dos modalidades son bonitas e invitan a festejar.

¿Qué ver y hacer en Ibiza?

Ibiza fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999. Sus parajes incomparables y sus murallas renacentistas son dignas de admirar. Es por eso que pasear por sus calles es más que recomendable.

Además, la gastronomía de Ibiza es una delicia para el paladar. El marisco, como no podía ser de otra forma, es parte de muchos de los platos típicos. Ahora bien, la carne de matanza también tiene un gran arraiga en la isla. Si estás en tierras ibicencas debes probar platos como el bullit de peix, el sofrit pagél, cuinat, pastel de flaó...

En cuanto al clima, éste es templado. Esto quiere decir que las temperaturas en invierno no son muy frías y en verano son sostenidas. Durante el periodo invernal disfrutarás de calles tranquilas y días luminosos, mientras que, en la époco estival, puedes decantarte por alguna cala para tomar el sol.

 El Mercadillo de San Juan en Ibiza y otras actividades

Otra actividad obligatoria, a la que le dedicamos un punto aparte, es visitar los mercadillos de Ibiza.  

Uno de los más conocidos es el mercadillo de San Juan. Tiene lugar los domingos y en él se pueden encontrar piezas de artesanía procedentes de todas las partes del mundo. Es común que en torno a sus puestos se reúnan vecinos, hippies y turistas. Además, a partir de las 12:00 hay música en vivo.

Alrededor del mercadillo hay bares y restaurantes. Por lo que, una vez termines tus compras, tienes la opción de tomar un tentempié.

Como verás, Ibiza no solo es fiesta y desenfreno nocturno. La isla blanca tiene mucho que ofrecer a aquellas personas que quieren descubrir su verdadera esencia. Si quieres venir de visita ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos con tu alojamiento. ¿Te atreves a descubrir la esencia de Ibiza?